Actualización Política de Privacidad

Ai el GDPR…. pues nada que sepáis que ha actualizado la política de privacidad del blog, la newsletter, etc.

La podéis consultar en el siguiente enlace.

Y por si no lo habéis leído estos días os dejo un enlace con algunos de los mejores chistes sobre la ya famosa GDPR.

Día Internacional del Yoga 2018

Este año participo en la jornada que la Associació Barcelona Yoga Day,  realiza con motivo de la celebración del día internacional del yoga. En esta ocasión la jornada se hace el domingo 17 de junio, en el Parc de L’Estació Del Nord de Barcelona. Organizada desde la comunidad del yoga se trata de una actividad sin ánimo de lucro donde se realizan clases, talleres, charlas y todo tipo de actividades relacionadas con el yoga.

Me podréis encontrar firmando libros y dado información sobre las clases y la formación en el stand de la Escola Yogavida.

Tenéis más información sobre todo lo que podéis encontrar durante la jornada en el siguiente enlace: https://barcelonayogaday.org/

Yoga para embarazadas

The Portable Antiquities Scheme/ The Trustees of the British Museum [CC BY-SA 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0)], via Wikimedia Commons

Una de las mayores novedades de este año ha sido mi incursión en el mundo del yoga para el embarazo, parto y posparto. Un auténtico regalo de aprendizaje en mi momento vital actual.

Tras años de dar clases regulares a hombres y mujeres de toda edad y condición, sentía que debía profundizar en esta enseñanza para mujeres en estado. En parte para recuperar esa parte de mi, mi feminidad, mi creatividad, mi capacidad de crear, dar vida, ser madre. Pero también para poder acompañar a estas mamis en este momento vital, donde rompes un poco con la sociedad («uy, ya no eres productiva para la empresa….») y te preparas para abrazar una nueva vida.

Continuar leyendo «Yoga para embarazadas»

Kosha, la envoltura

Os traigo una pequeña reflexión sobre el cuerpo a raíz de una sesión de fotos divertidísima que hicimos la pasada semana en uno de los centros que colaboro en Barcelona.

Según el yoga estamos formados por koshas, capas o envolturas. No somos solo nuestro cuerpo físico, sino que existen 5 envolturas: annamayakosha (el cuerpo físico, anna es semilla / comida), pranamayakosha (el cuerpo energético o de aire vital), manomayakosha (el cuerpo mental, de la mente y pensamiento), vijñanamayakosha (el cuerpo intiutivo, sutil y del discernimiento), anandamayakosha (el cuerpo espiritual o causal).

Continuar leyendo «Kosha, la envoltura»

Apnea, evolución genética y bazo

Este abril salió una noticía que me llamó la atención especialmente, investigadores de la Universidad de Copenhague y la Universidad de California en Berkeley habían encontrado que en la tribu de los Bajau (pueblo nómada vive en las aguas de las Filipinas, Malasia e Indonesia) sus individuos han evolucionado para tener una mejor adaptación a su estilo de vida, el buceo con apnea o a pulmón libre.

El artículo es muy interesante y explica como se han encontrado dos o más variaciones genéticas que explicarían su posible adaptación a la hipoxia (estado de deficiencia de oxígeno en la sangre, células y tejidos del organismo, con compromiso de la función de los mismos que puede causar la muerte). Por un lado los Bajau tienen un bazo hasta un 50% más grande que sus vecinos de otra etnia agricultores y no pescadores. Y por el otro han identificado un gen responsable de aumentar la hormona tiroidea que podría relacionarse con el bazo.

Os recomiendo leer la notícia y el artículo originial publicado en la revista Cell. Pero a mi me ha llamado especial la atención la relación entre la apnea, la evolución genética y el bazo. Ya que como amante del yoga, del pranayama y la respiración consciente conozco y me intrigan las prácticas yóguicas de retenciones a pulmones llenos o vacíos de varios minutos.

La mayoría de personas puede aguantar la respiración (bajo el agua o sobre ella) durante unos cuantos segundos; algunas durante unos pocos minutos (con entrenamiento y constancia). Pero los Bajau llevan el buceo libre al extremo: son capaces de sumergirse durante 13 minutos a profundidades de 60 metros o más.  Y lo hacen de forma natural, los jóvenes aguantan menos y los más experimentados más.

“Pranayama es el cese de la inspiración y de la espiración cuando se ha adquirido (ásana)’ – Yoga sutras de Patañjali, II 49 [22]

La retención del aliento o suspensión de la respiración en el pranayama es de  gran importancia, hasta tal punto que conforma su misma esencia. Según los  tratados clásicos, las otras técnicas sirven para prepararla y encuadrarla. El  pranayama empieza con las retenciones de aliento. Kumbhaka significa  retención de la respiración, forma parte de todas las prácticas y se  puede entender como la retención o suspensión de la respiración en cualquier  fase del ciclo respiratorio.

Aunque en la práctica de yoga se suelen practicar retenciones de pocos segundos, los tratados clásicos y los grandes yoguis hablan de retenciones de 90 segundos a varios minutos: Estas retenciones tienen efectos sobre los tejidos y todos los órganos del cuerpo. Ante la falta de oxígeno, el cuerpo se pone en modo de supervivencia, constituye una acrobacia fisiológica de gran  peligro, que se debe practicar bajo la dirección de expertos cualificados.

Pero recordemos que la finalidad de las retenciones de aliento en el yoga no es fisiológica: no pretende aumentar el torrente sanguíneo ni la absorción de oxígeno. Su finalidad es controlar el prana, elevar la energía y llegar a la iluminación. Y es aquí donde entra el bazo.

Según las técnicas energéticas de sanación derivadas del yoga, el bazo es un reservorio de prana o energía vital. Nos conecta con la circulación de la energía vital a través del cuerpo mediante los tres circuitos de prana. Se puede traspasar energía del bazo (un chakra secundario doble, tiene parte anterior y posterior) a los centros principales: primer y segundo chakra o cuarto y quinto.

De alguna manera, los yoguis percibieron que mediante las apneas o retenciones prolongadas de aliento, el bazo generaba más prana o energía vital.  Relacionando este prana como fuente energética en nuestro cuerpo.

Bueno yoguis, quien sabe si dentro de unos milenios todos disfrutamos de este bazo enorme que nos llene de energía y nos permita retener el aliento a voluntad durante minutos. De mientras no dejemos de sorprendernos del avance de la humanidad que es capaz de generar mutaciones que se adapten a todos los medios.

Buena práctica yoguis!